Tolima hace parte del mapa de la vergüenza

Desde la implementación de los Acuerdos de Paz, 205 líderes sociales fueron asesinados en el país. En Tolima, dos mujeres han sido asesinadas y tres personeros se encuentran amenazados.

Lea también en lapipa.co: 

Asesinato de líderes sociales: la guerra que sigue viva

 

El cuerpo sin vida del líder campesino y extrabajador de una emisora comunitaria, Elkin Fabian Toro, fue encontrado en la tarde de este sábado en el corregimiento Filo El Gringo, del municipio de El Tarra, en Norte de Santander.

Toro es uno de los 205 líderes sociales, campesinos y defensores de derechos humanos que, según cifras del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), han sido asesinados en Colombia desde el comienzo de la implementación de los Acuerdos de Paz, es decir, en los últimos 15 meses.

Cauca (41), Nariño (31), Antioquia (28), Valle (14) y Chocó (12) son las zonas del país que más homicidios a líderes han registrado desde diciembre del 2016.

Ver gráfico. 

“El incremento en los homicidios obedece a dos conflictos: el territorial y el de los recursos. Este último hace referencia a temas de renta en la minería ilegal y en los cultivos ilícitos” , aseguró Camilo González Posso, director de Indepaz.

Leonardo González, coordinador de la Unidad Investigativa de Indepaz, afirmó que, en muchos territorios, la salida de las Farc influyó en el aumento de las muertes.

“A esos lugares que dejó la exguerrilla han llegado otros actores, como paramilitares y el Eln, a copar territorios, y lo han hecho desde la fuerza”, manifestó.

Número de líderes asesinados en cada mes

Meses atrás, el El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, alertó al Consejo de Seguridad del organismo sobre la inseguridad en algunas zonas de Colombia afectadas por el conflicto y dejó en evidencia la preocupación por el incremento en el número de líderes sociales asesinados.

Ante las cifras, a pocos meses de finalizar el 2017, el Gobierno emitió el decreto 2252, en el cual dice que los “primeros respondientes” de líderes y defensores serán las gobernaciones y las alcaldías.

Ver gráfico.

Las administraciones deberán crear mecanismos para “evitar consumación de situaciones de riesgo que afecten” a los líderes y defensores. Además, tendrán que promover el desarme voluntario y el rechazo del uso de armas.

 

Personeros amenazados

Desde el 11 de diciembre de 2017, cuando se cerró la inscripción de candidatos y comenzó en firme la campaña electoral al Congreso, se han registrado en el país 62 casos de violencia contra líderes políticos, sociales y comunales, una cifra que se traduce en una conclusión preocupante: la violencia de este tipo no sólo se disparó en época electoral, sino que en apenas mes y medio se ha presentado el 20 % de toda la violencia política y social del último año.

Con otro agravante, el aumento de la violencia letal.

El informe del Observatorio de Violencia Política y Social de la Misión de Observación Electoral, arrojó otro hallazgo y tiene que ver con la variación del comportamiento de la violencia dependiendo del tipo de liderazgo; es decir, a los políticos los amenazan más, a los líderes sociales los amenazan y los matan, y a los líderes de las juntas de acción comunal primordialmente los atacan para asesinarlos.

De hecho, sólo entre el 11 de diciembre de 2017 y el 31 de enero de 2018, los líderes sociales y los miembros de las JAC concentraron el 61 % de las víctimas, con un total de 38 (23 y 15 víctimas respectivamente).

Para el caso de los líderes políticos -que reúne a candidatos, dirigentes de partidos y funcionarios- la MOE hace un llamado especial ante la situación de los personeros municipales, pues sólo desde el 11 de diciembre diez han sido víctimas de algún tipo de violencia: nueve han sido amenazados (cuatro en municipios del Valle del Cauca, tres en municipios de Tolima y otros dos en Chocó y Magdalena), y el personero de Puerto Rico, Caquetá, fue asesinado.

A eso se suman los cinco ataques a miembros del partido político FARC. Es más, el análisis de la MOE revela que los partidos con mayor número de víctimas de violencia son aquellos que representan extremos ideológicos.

Así, por ejemplo, en mes y medio ya han sido asesinados tres integrantes del partido de la FARC, dos en Peque, Antioquia, y uno en Santander de Quilichao, Cauca. Eso sin contar un atentado contra una integrante del partido en Ciudad Bolívar (Bogotá) y una amenaza en Medellín. En el caso del Centro Democrático, se registró el asesinato de un presidente de junta una de acción comunal en Cumaral, Meta, y el atentado contra el alcalde de Concepción, Antioquia, avalado por dicho partido.

Con información de El Tiempo y El Espectador: 

https://colombia2020.elespectador.com/politica/violencia-contra-lideres-politicos-y-sociales-se-disparo-en-epoca-electoral

http://www.eltiempo.com/colombia/otras-ciudades/el-mapa-de-los-lideres-sociales-asesinados-en-colombia-184408


#LaPipaPeople

Nos interesan todas las historias, aunque tenemos gran interés por aportar a la reconciliación en el posconflicto.

Anuncie con nosotros y ponga a volar su negocio.


lapipatolima@gmail.com




Historias a domicilio

[contact-form-7 404 "Not Found"]