Positivo, negativo y falso neutral

Johan Mendoza Torres26 abril, 20195min593
Lo positivo, la policía política contemporánea, que mata a líderes sociales, que no tiene jefes sino un estado de convicción positiva, una sospecha positiva de que la gente es asesinada por su propia culpa, que usa diferente chapa, que tiene un profundo odio hacia lo negativo, tan profundo como un vacío, tan seco como el desierto que la sustenta.

El hombre representa a la vez el positivo y el neutro, hasta el punto de que se dice «los hombres» para designar a los seres humanos, señalaba Simone de Beauvoir en el desarrollo de su texto El Segundo Sexo.

Lo positivo, la positividad, esa vieja enferma y enérgica infalible que se desborda como lo que ES pero sin saber si ha sido verdad.

Lo positivo, los gobiernos de Colombia y su metafísica de lo político, su metafísica de la violencia, su actualizada, brillante y fresca metafísica de la corrupción. Todos ellos, conceptos tan etéreos en positivo, pero tan contundentes en negativo.

Lo positivo el macho. Lo positivo el padre de familia que preocupado por la moral de hierro molido que le fue transferida, insulta a grito herido dentro de un centro comercial a una pareja de homosexuales por verlos darse un beso sin saber que lo que tanto le molesta no es lo que el beso representa, sino lo que el beso es … es decir, la posibilidad de visualizarse él mismo ahí, tan macho, besando a otro hombre.

Lo positivo, la policía política contemporánea, que mata a líderes sociales, que no tiene jefes sino un estado de convicción positiva, una sospecha positiva de que la gente es asesinada por su propia culpa, que usa diferente chapa, que tiene un profundo odio hacia lo negativo, tan profundo como un vacío, tan seco como el desierto que la sustenta.

Lo negativo el no-ser, lo negativo la palabra inadecuada para el país que solo lo quieren en positivo.

Lo negativo tu y yo en cada muerto inocente, pero culpado a la vez positivamente por su muerte.

Lo negativo con sangre y pasión, lo positivo a sangre y fuego. Sincretismo de sangre, paradoja de la muerte.

Lo positivo la ficción mediática, la caída libre de la libertad.

Lo positivo el deber ser de lo político. Positiva la democracia y su rechazo a todo el que no se meta la camisa o no le baje a la falda.

Lo negativo, la resistencia, la revolución como arte y nunca como descripción positivista.

Lo negativo avanza, nunca para atrás, siempre para abajo porque su condena parece la paz de los sepulcros.

Lo positivo y lo negativo se entienden porque son irreconciliables.

Pero lo positivo coquetea con vagabundos negativos ofreciéndoles falsos neutrales, solo para entregarles empacada y en papel brillante la tranquilidad de huir de la conciencia.

¿cómo huir de la conciencia? Engullendo con un hambre de 70 años un falso neutral.  Gana la tranquilidad que es positiva. Queda la conciencia en la orilla negativa.

Los falsos neutrales son pragmáticos. La práctica de la docilidad, acompañada de la práxis maquiavélica, es decir, eficaz y criminal del uribismo.

Al papel las letras, los ojos a las ballenas, las palabras al Twitter, pero nunca a la política, el falso neutral avanza positivamente de espaldas al país en negativo; las firmas positivas directo a los contratos que retornaron sin intereses en forma de seguridad medellinense, seguridad positiva de cara bonita, escombrera negativa de calaveras.

Hay que estudiar en positivo y nunca en negativo para tragarse un falso neutral. Combinar desarrollo social educativo mientras se permite que el silencio se tome unos tragos con la masacre, es típico de un falso neutral. Que aún no sabe que al silencio le hacen daño los tragos y termina vomitando más temprano que tarde.

La post-ideología de Fajardo también ha sido enterrada en la escombrera, la sofisticación del lenguaje también puede ser positiva o negativa. ¡Vuelvan Caras Carajo!


#LaPipaPeople

Nos interesan todas las historias, aunque tenemos gran interés por aportar a la reconciliación en el posconflicto.

Anuncie con nosotros y ponga a volar su negocio.


lapipatolima@gmail.com




Historias a domicilio

[contact-form-7 404 "Not Found"]