Crisis universitaria, ese tal billón no existe

lapipaco19 octubre, 20187min39521
Pese a que Duque anunció el aumento de un billón más para las universidades públicas, los docentes y estudiantes que lideran las movilizaciones consideran que esta no es más que una engañifa del estado. LaPipa.co le explica por qué.

“El nuevo anuncio de un billón de pesos para la educación superior que hace el gobierno Duque, justo unas horas antes de la segunda marcha nacional, no busca solucionar la crisis sino poner a temblar la contundente movilización que se ha desplegado para exigir soluciones verdaderas y no promesas falaces como las del billón de pesos” Así lo manifestó a LaPipa.co Carlos Gamboa, director del Instituto de educación a Distancia de la Universidad del Tolima.

Contexto: Este miércoles estudiantes universitarios vuelven a las calles

La Propuesta

Por orden del presidente Duque el Ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla y la directora del Departamento Nacional de Planeación (DNP) Gloria Alonso, a buscar en el marco del presupuesto bienal de regalías un billón de pesos más para la Educación Superior.

El billón de pesos no alivia la crisis

Contexto: Ibagué se manifestó en defensa de las Universidades públicas

Juan Guillermo Hernández, abogado, politólogo y docente de la Universidad del Tolima, explica que extraer recursos del presupuesto de regalías es una falacia que no atiende la crisis de financiación de la educación superior y estas son las razones:

  1. La propuesta de Duque parece más una respuesta mediática en pro de detener las movilizaciones que una intención real para solucionar la crisis universitaria. Los recursos de Regalías con los que se pretende salvar a las universidades públicas no son contundentes ya que estos montos son fluctuantes y no disponibles a largo plazo.
  2. Este incremento, al igual que el de los $500 mil millones, no serán asignados a las universidades, simplemente serán dispuestos en una bolsa común de recursos dentro del sistema general de regalías (SGR), esta bolsa es conocida como el fondo de ciencia y tecnología.
  3. A esta bolsa solo pueden acceder los departamentos y el Distrito capital de Bogotá ¿por qué? Porque los recursos de regalías son del Estado (Nación y Entidades Territoriales) para hacer posible la descentralización y la autonomía de dichas entidades.
  4. En consecuencia a lo anterior, si una universidad quiere acceder a estos recursos deberá hacerlo a través de una Gobernación, es decir, no existe autonomía para poder presentar directamente proyectos para ser financiados con los recursos del fondo de Ciencia y tecnología.
  5. Este trasteo de recursos se convierte en un “bocado de cardenal” para los clanes y las casas políticas regionales que aprovecharán para politizar la universidad pública chantajeándolas con la asignación o no de esos recursos que administran.
  6. El dinero no va a la base presupuestal de las universidades, por lo tanto al no ser recursos recurrentes no van a financiar el desarrollo académico, o los proyectos de inversión a largo plazo para garantizar el funcionamiento de las instituciones, ya que solo podrán presentarse proyectos para intervenir la infraestructura
  7. El marco de tiempo para recaudar el billón es de 2 años, pero las universidades necesitan 4,5 billones este mismo año para no llegar al cierre o re estructuración por lo que la situación no da espera al recaudo bienal.
  8. El billón de pesos ofrecido en nada afecta el presupuesto destinado para el Ministerio de Defensa, pues esa plata se va a recaudar haciendo traslados dentro del presupuesto del SGR, es decir, se sacrificarán acueductos, alcantarillados, vías terciarias -muy necesarias para nuestros municipios y regiones-.

El gobierno sigue sin querer mirar los problemas principales

Las necesidades y exigencias de las IES son 4,5 billones dirigidos a la base presupuestal ¡ni más ni menos!. Los ofrecimientos siguen siendo mínimos e inciertos al lado del tamaño de la crisis.

“El gobierno no quiere tocar la estructura del gasto publico que se expresa en el presupuesto general de la nación (PGN) que es el problema de fondo, puesto que su enfoque predominante es asegurar la regla y sostenibilidad fiscal en las finanzas públicas, osea que primero se garantizan las inversiones e intereses de los ricos y con lo que sobre, se invierte en los derechos de la gente” Puntualizó Juan Guillermo.

La preocupación es porque ese billón de pesos se convierte en una ‘rapiña’, en donde los amigos del gobierno nacional tendrán mayores opciones, pues la aprobación de los proyectos que se llegaren a presentar requieren el beneplácito del denominado OCAD, que es el Órgano Colegiado de Administración y Decisión, que a su vez evalúa, viabiliza, aprueba y prioriza los programas y proyectos que serán financiados con recursos del Fondo de Ciencia y Tecnología del Sistema General de Regalías.

Contexto: Este fue el mensaje que la mesa de educación superior rural le envío a los estudiantes

Y como en toda promoción, “esto es válido hasta agotar existencias”, es decir ese billón puede quedarse en 10 universidades de las 61 que integran el sistema de instituciones de educación superior publicas en el país.

One comment

  • Wilson Ramírez

    17 octubre, 2018 at 10:57 PM

    Muy cierto e importante el escrito, recuerdo que petro prometio invertir en la.educacion y salud y que deberia ser gratuita, los uribestias se alarmaron, ahira quieren invertir seis billones en defensa y nada a la educacion y si que mebos a la salud, deben estar arrepentidos los que botaron por Duque.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


#LaPipaPeople

Nos interesan todas las historias, aunque tenemos gran interés por aportar a la reconciliación en el posconflicto.

Anuncie con nosotros y ponga a volar su negocio.


lapipatolima@gmail.com




Historias a domicilio