La alborada de ‘la musical’

lapipaco24 febrero, 201918min923
654
Hoy en día, si viene un turista a Ibagué buscando la “capital musical” encontrará con sorpresa que la peatonal de la carrera tercera es el principal escenario al que tienen acceso los músicos con propuestas propias.

Por: José Luis Ruiz V.

En octubre de 2008 la administración municipal de Ibagué registró la marca ‘Capital Musical’ ante la Superintendencia de Industria y Comercio como una idea diseñada para “ser vendida turísticamente”.

Este cascarón jurídico nunca fue llenado de contenido, no tuvo presupuestos para su funcionamiento ni estrategias de impulso a la producción local de música y más de diez años después, la crisis cultural y de la industria musical se ha profundizado en la ciudad.

Con mucho escepticismo se percibe hoy en día el merecimiento del título de ‘ciudad musical’ que ostenta la capital del departamento de Tolima. Algunas personas afirman que ese sobrenombre le queda grande a Ibagué, que no corresponde a la realidad.

Independiente de la existencia de escenarios especializados adecuados cómo el conservatorio del Tolima – Amina Melendro, la ausencia de producción local de música en las franjas radiales, en las fiestas populares, en las discotecas, tiendas y en la cotidianidad misma de quién escucha música en el Tolima, pareciera significar hoy en día que la ‘ciudad musical’ es un árido desierto para quienes buscan cultivar día a día su creatividad a través del arte de la música, ya sea desde la producción, creación o desde el deleite mismo de la escucha.

Esta infame contradicción entre el título noble de ‘ciudad musical’ y la realidad de su consumo cultural en ocasiones pareciese determinante. Hoy en día, si viene un turista a Ibagué buscando la “capital musical” encontrará con sorpresa que la peatonal de la carrera tercera es el principal escenario al que tienen acceso los músicos con propuestas propias.

Si bien el escenario se presenta adverso, en el Tolima hombres y mujeres dedican sus días a apostar su talento en la creación de obras musicales de calidad, se atreven a cultivar en este desierto y cosechan algo de la belleza sonora que tanta falta le hace a esta tierra, especialmente en estos tiempos que retumban con fuerza los tambores del odio, la guerra y la destrucción.

Estudios de grabación locales como @AureaSound, @BajoCuerdaRecords y @EcoMusicSound (entre otros) mantienen una firme apuesta por producir los sonidos que anidan en la creatividad de habitantes de la ‘ciudad musical’.

La imagen puede contener: 1 persona, interior

En estos estudios se han grabado producciones de artistas locales como @MatildaNox, @Kalato, @LosPresidentes y @VoxFractal; géneros musicales que van desde la música popular hasta las fusiones de ritmos cómo el bambuco y la cumbia con la música electrónica y el Rock.

La tragedia sumada a las adversidades objetivas, es que en Ibagué se cosechan frutos musicales que no tienen quién los acoja. Así como la mujer campesina no tiene quién le compre su cosecha o como no hay quién valore el esfuerzo y tiempo que dedica el artesano a su obra, quienes hacen música original en el Tolima se encuentran huérfanos de público.

La imagen puede contener: 1 persona, interior
@BajoCuerdaRecords

Prueba de ello es que el mayor porcentaje de ingresos recibidos por artistas musicales están asociados a la interpretación de músicas ya posicionadas por el mercado, por ejemplo, los tributos de bandas reconocidas.

Los pocos artistas locales que tienen reconocimiento por su música propia, lo reciben por fuera de estas tierras, o por el ‘efecto satélite’ en el que su reconocimiento local es reflejo de su reconocimiento nacional o internacional.

José Luis de @FTZStudio considera que a los músicos en Ibagué les es muy difícil vivir de su oficio, es una constante que los artistas deben vender su tiempo en otros trabajos para poder sobrevivir y crear. Adicionalmente, plantea que los pocos que se dedican al mercado de la música, a vivir del instrumento,

“…al final deben dedicarse a hacer tributos, tocar en bares, pero no su música original”.

La imagen puede contener: 5 personas, personas sonriendo, texto
Grupo Los del Interior, en el centro Yeison Gómez

Pocos espacios existen en medios masivos para la difusión de propuestas nuevas y locales. De acuerdo con lo planteado por músico, docente y productor Yeison Gómez, de @EcoMusicsound, la negativa de las estaciones de radio a ampliar el espectro a artistas locales hace que sus productos no tengan la difusión que se merecen y que por más de que se muevan las plataformas digitales, aun no se ha logrado que las personas tengan como prioridad escuchar y compartir estos productos para su difusión.

Para el Profe Alberto Delgado Cortés (Armonicista y voz líder de la banda @TheTrainBlues) el asunto pasa por la falta de apoyo a en los medios locales para la difusión de los productos que hacen los músicos en la ciudad. Para él

desafortunadamente los medios de comunicación sólo dan a conocer lo de moda…” dejando de lado las propuestas innovadoras.

El panorama para las mujeres artistas parece ser aún más complicado.

Desde la perspectiva de @Bruma, vocalista del grupo de Hip Hop @DulimaVive, si bien en los festivales académicos de músicas tradicionales existe participación y reconocimiento visible de mujeres, no es así para las artistas alternativas. En sus palabras,

“Es muy difícil para nosotras encontrar espacios de grabación, fomento y divulgación de nuestras propuestas musicales. Llevamos dos años trabajando en nuestra propuesta y solo hemos logrado grabar dos maquetas gracias a la colaboración del estudio @Acapellarecords”.

En su opinión, las mujeres cuyas propuestas se enmarcan en las músicas alternativas, no tienen espacios en los escenarios reconocidos de circulación como el Teatro Tolima, La sala Alberto Castilla o el Museo de Arte del Tolima – MAT.

Pero el panorama ha venido transformándose en los últimos dos años.  Coinciden las personas que están al frente de la escena artística en Ibagué, que los espacios de difusión son casi inexistentes, artistas y propuestas musicales de calidad si hay y por montón.

@Osijah es uno de los referentes del reggae en Ibagué y considera que en los últimos años “se ha dado una gran apertura a la música original y a la mezcla de sonidos tanto endémicos como de afuera” y que este proceso se ha dado de a poco, pero con gran fuerza.

Esta apertura puede verse representada en que, rompiendo el protocolo establecido por la costumbre, el reggae interpretado por @Osijah y @VjHighFly fue uno de los ritmos que amenizó con buena acogida el tradicional ‘día del tamal’ en el transcurso del festival folclórico de 2017.

Para @JuanForeman percusionista y estudiante del conservatorio es claro que hay una producción creciente de propuestas originales en la ciudad, asegura que cada año hay más agrupaciones emergentes y músicas nuevas.

Coincide con el análisis en la medida que, si bien existen las propuestas musicales, la ciudad no cuenta con espacios que permitan la comercialización de dichas propuestas. Según él, esto ha generado un éxodo continuo de talentos locales hacia otras ciudades y otros países.

La gran pregunta es ¿cómo posicionar las propuestas originales locales en igualdad de condiciones a las propuestas del mainstream mediático en la ciudad de Ibagué? Al menos tres variables deben ser tenidas en cuenta.

La primera de ellas es desarrollada por @JorgeLuisPrada contrabajista y compositor. Para él, existe un problema principal que es la ausencia de comunicación entre la producción de la música y el público que la escucha.

Según su opinión, existe una responsabilidad compartida entre el artista y el escenario, en su criterio, las instituciones deben asumir la responsabilidad de dar lugar a la manifestación artística local y a su vez, el artista  debe alejarse un poco del bien personal y asumir con entereza el  impacto cultural que va a tener esa expresión artística en la sociedad.

El artista debe comprometerse con su propuesta y expresar con la mejor calidad su ‘performance’ para de esa manera impactar, enamorar, cautivar de la mejor manera al público que escucha.

La segunda variable refiere al adecuado uso de plataformas digitales para la difusión. El equipo de @FTZStudio ha venido desarrollando una reflexión en la ciudad a través del fortalecimiento del conocimiento experto sobre marketing musical. Su propuesta de modernización total del mercado local es una de las alternativas que podrían potenciar el camino de la producción musical de Ibagué hacia las plataformas digitales.

Desde su punto de vista, es muy importante posicionar los productos musicales en las redes para que de esto derive un ingreso permanente para el artista. Hoy en día, si no hay seguidores digitales no se puede llenar un concierto y sin ello, muy difícilmente se conseguirá la inversión necesaria para la promoción efectiva de propuestas musicales.

(video resumen FTZ)

La tercera pasa estrictamente por la formación de público. Sin público que escuche, no hay obra musical. Uno de los espacios que se ha abierto en la ciudad para el fomento de la formación de público es la grabación audiovisual de sesiones musicales en vivo.

La imponente propuesta estética y funcional de la arquitectura del restaurante @AlSur ubicado en el tradicional Barrio la Pola, sirvió de principal anfitrión de lo que se denominó: sesiones al sur.

Esta propuesta nació de  la pretensión de elaborar un estado del arte en la ‘ciudad musical’, grabar las nuevas músicas, propuestas originales de artistas locales en un formato audiovisual amable de constante evolución en calidad, para ser exhibidas en redes sociales y permitir de esta manera una posibilidad de que el público tenga acceso en redes a estas producciones.

Allí sonó la fusión tropical, el hip hop, el reggae, el rock pop, la llanera, el bambuco, el blues, la electrónica, el pasillo, los tambores africanos y la tradicional gaita caribeña.

 (Video resumen Sesiones al sur)

Es que la ‘ciudad musical’ suena a multiplicidad de géneros musicales y reclama ser oída, disfrutada en su esplendor. En esta tarea de formación de público han venido trabajando diversas iniciativas como @PlataformaSonora, @Baharequehostal, @Cabuco, @LaGolden y @LaQuema (entre otras) las cuales centran sus apuestas en garantizar escenarios para propuestas alternativas, brindar la oportunidad del encuentro entre el público consciente y el artista original.

Si bien todas estas son excelentes iniciativas, han tenido problemas serios de sostenimiento económico. Hay una porción mayoritaria de público en Ibagué que prefiere pagar por recordar canciones que ya escuchó o que no le generan mayor esfuerzo de interpretación y/o búsqueda, no apuesta a conocer nuevas músicas, nuevos artistas, nuevos sentimientos y replican sin mayor cuestionamiento la propuesta pobre del mercado mediático. (Igual ocurre en la política).

También hay personas que históricamente se han sentido huérfanas de espacios alternativos y que han venido identificándose con las apuestas innovadoras que en la ciudad se desarrollan. Para @JimenaVidal, quién se ha constituido en una asidua participante de los espacios alternativos, estos han generado nuevos vínculos y relaciones entre personas con talento, por lo que se espera belleza en los resultados de este proceso.

Considera ella que estos espacios se deben proteger y en sus palabras

“genera esperanza ver que hay tantas cosas que se estan haciendo en Ibagué las cuales no se conocen, pero que llenan de identidad a la ciudad.”

Por último, resaltar que es sumamente importante fomentar el espíritu crítico de la audiencia, alimentar la curiosidad y otorgar alternativas para que el púbico haga el ejercicio consciente de escuchar.

En palabras del sociólogo ecuatoriano Estacio Valladares, esta excesiva individualización que propone el mercado ha hecho que la cultura haya

“perdido, cada vez más, su capacidad de crítica y emancipación del ser humano para convertirse en espectáculo de entretenimiento y adormilamiento de la conciencia”.

La historia nos ha enseñado que en los tiempos de guerra, el oscurantismo se apodera de la racionalidad colectiva y que en esos tiempos la música se erige como una de las artes llamadas a ser vanguardia de la transformación social empacipadora.

En la ‘ciudad musical’ ya están sucediendo las dos cosas. Ya sea como artista o como público, es momento de tomar posición.


#LaPipaPeople

Nos interesan todas las historias, aunque tenemos gran interés por aportar a la reconciliación en el posconflicto.

Anuncie con nosotros y ponga a volar su negocio.


lapipatolima@gmail.com




Historias a domicilio

[contact-form-7 404 "Not Found"]