Santos y Barreto www.lapipa.co

La agonía de la maquinaria ‘barretista’ en la primera vuelta

De a pie28 mayo, 20188min4200
Con lo resultados del preconteo de la elección de hoy es claro que el 'barretismo' no pudo controlar sus  estructuras regionales a favor de Vargas Lleras, así como lo hizo para la representante electa Adriana Magaly Matiz el pasado 11 de Marzo cuando movió los votos a base de repartos de beneficios desde el Estado.

* Este es un espacio de opinión y debate. Los contenidos reflejan únicamente la opinión personal de sus autores y no compromete el de La Pipa. 


Por Camilo Arteaga

A German Vargas Lleras en la arena, estrenando golpes y dando coscorrones al que se atravesara en su camino felino, delegado plenipotenciario de la plutocracia bogotana, hermano de clase social de Santos y vicepresidente de su gobierno, jefe, director y tesorero del plan vial de las 4G. Con eso queda dicho todo, ese fue el gran derrotado en la primera vuelta presidencial, quedó por fuera de la carrera presidencial el candidato más poderoso en materia política, burocrática y económica. 

Técnicamente es la derrota de German Vargas Lleras, pero políticamente es la derrota del ‘barretismo’ que se apoderó de esa campaña y mostró que era un “Presidente barretista” en el departamento y les dieron trato de segunda categoría a aliados territoriales como Emilio Martínez, el representante de La U, Jaime Yepes Martínez y a todo el conjunto del partido de Cambio Radical en el Departamento del Tolima.

La candidatura de Germán Vargas Lleras era vista en la calle como la candidatura de la unidad nacional, esa coalición de partidos políticos que se pegaron a la teta del presupuesto nacional durante los ocho años de mandato de Juan Manuel Santos para aprobarle sin debate alguno sus proyectos y caprichos legislativos.

Con Germán Vargas Lleras terminó la estructura política del gobernador Barreto que en tiempos memorables era un recio crítico del ex Vicepresidente y del Gobierno de Juan Manuel Santos que apoyó en su primera elección y por incumplimientos de los acuerdos burocráticos por parte de Santos marcó una distancia y terminó apoyando a Óscar Iván Zuluaga en la elección del 2014, pero con todos esos antecedentes primaron las ambiciones de sus asesores espirituales Castro, Orozco y Hurtado,  puso su estructura en cabeza de la representante electa Adriana Magaly Matiz y por circunstancias que aun no se conocen, fue muy poco el entusiasmo del Representante y senador electo Miguel Ángel Barreto.

¿Quizás el senador nunca estuvo convencido de esa alianza? ¿El senador electo a diferencia de su primo el gobernador entendió que sus estructuras en municipios e Ibagué estaban con el ahora enemigo político del segundo, Uribe? ¿El senador también entendió que el jefe natural de la derecha es Álvaro Uribe, espectro ideológico en el que siempre se ha movido  Barreto?

Y Claro, también siempre existirá esa masa de lagartos y burócratas que no se sonrojan brincando de un gobierno al otro…terminaron apoyando esa candidatura.

Con lo resultados del preconteo de la elección de hoy es claro que el ‘barretismo’ no pudo controlar sus  estructuras regionales a favor de Vargas Lleras, así como lo hizo para la representante electa Adriana Magaly Matiz el pasado 11 de Marzo cuando movió los votos a base de repartos de beneficios desde el Estado.

La maquinaria funciona un poco como un mercado, o como un juego de expectativas. No es que alguien tenga una cantidad X de votos asegurada desde el principio, sino que logra aspirar hacia sí mismo esa cantidad si su victoria es creíble y los beneficios aparejado con la misma también lo son.

En ese sentido, los malos resultados demoscópicos fueron una barrera para que el ‘barretismo’ haya cerrado muchos acuerdos las últimas semanas: todos los leen, también quienes ponen su voto o el de su gente en el mercado del clientelismo. Así la maquinaria del ‘barretismo’ sufre dos derrotas en escalas diferentes pero al fin y al cabo derrotas, la elección atípica de la alcaldía de Purificación y ahora el del paso a segunda vuelta presidencial, con su candidato German Vargas Lleras.

Los datos son demoledores en el sur del Tolima (Planeadas, Ataco, Chaparral, Rioblanco y San Antonio): la maquinaria del ‘barretismo’ para la representante electa Adriana Magaly Matiz fue de una importante votación de 7865 votos, mientras que Vargas Lleras en el preconteo de la Registraduría, en esos mismos municipios, obtuvo 4127, cinco veces menos que Iván Duque, que superó los 29 mil votos.

En Ibagué, la Representante electa Matiz obtuvo 13258 votos, mientras que Vargas Lleras con el ‘barretismo’ y el conjunto de partidos (Cambio Radical, La U de Yepes) obtuvo 12492 votos. Unos resultados que hacen apología al fracaso rotundo, eso son los datos y hay que decirlos.

Surge la pregunta ¿Ha construido el gobernador Barreto una jefatura política? Los datos demuestran que no.

Se aproxima un movimiento en la política del departamento para la segunda vuelta presidencial, muy interesante. ¿Qué hará el ‘barretismo’ y su estructura? Cómo van a llegar al uribismo representado en Iván Duque, cuando en entrevista del pasado 8 de Abril en el Nuevo Día el Gobernador afirmó “Voceros del uribismo no tienen ningún voto”, ¿o los asesores espirituales del Gobernador le recomendarán moverse al espectro de la izquierda más radical representada en Gustavo Petro?

 

Maullido: Muchos ruidos en los ascensores de la gobernación, que un secretario renuncia para aspirar a un cargo de elección popular. ¿Se encuentra inhabilitado? 5…4…3…1.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


#LaPipaPeople

Nos interesan todas las historias, aunque tenemos gran interés por aportar a la reconciliación en el posconflicto.

Anuncie con nosotros y ponga a volar su negocio.


lapipatolima@gmail.com




Historias a domicilio

[contact-form-7 404 "Not Found"]