Estas son las propuestas de los presidenciables sobre la salud

lapipaco15 abril, 201829min8750
Hablar hoy de crisis de salud en Colombia al parecer no es discutible, la sociedad en su conjunto la reconoce, razón por la que aspira a que los candidatos a la presidencia tomen el tema de salud como uno de los prioritarios para darle salida. Este artículo presenta cómo los candidatos a la presidencia interpretan esta situación de salud en el país y cuáles son las salidas que proponen.

Por Mauricio Torres-Tovar*

Hablar hoy de crisis de salud en Colombia al parecer no es discutible, la sociedad en su conjunto la reconoce, razón por la que aspira a que los candidatos a la presidencia tomen el tema de salud como uno de los prioritarios para darle salida. Este artículo presenta cómo los candidatos a la presidencia interpretan esta situación de salud en el país y cuáles son las salidas que proponen.

En este tiempo electoral, las encuestas intervienen a la hora de marcar las tendencias de los electores y de incidir de alguna forma en la votación de los indecisos. Vale la pena recordar también que hay encuestas que suelen preguntar sobre la percepción de los principales problemas en Colombia; en estas de manera recurrente en los últimos años, el tema de salud ha estado punteando entre los principales problemas.

Hablar hoy de crisis de salud en Colombia al parecer no es discutible, la sociedad en su conjunto la reconoce, razón por la que aspira a que los candidatos a la presidencia tomen el tema de salud como uno de los prioritarios para darle salida.

Este artículo presenta cómo los principales candidatos a la presidencia interpretan la situación de salud en el país y cuáles son las salidas que proponen.

Para esto se recurre a las fuentes disponibles, principalmente las propuestas colocadas en sus páginas web oficiales, y luego a discursos, entrevistas y notas circuladas en prensa y en sus redes sociales, en donde hacen alusión al tema.

Las propuestas de los candidatos en materia de salud

Foto: Revista Dinero
La salud en la Colombia Humana

La propuesta de gobierno que presenta Gustavo Petro gira en torno a tres ejes: superar la segregación y la discriminación, fortalecer lo público y enfrentar el cambio climático de manera que el territorio se ordena alrededor del agua. Como parte del fortalecimiento de lo público plantea “… garantizaremos el derecho fundamental a la salud de manera universal y equitativa…”.

Petro denuncia una gran crisis de la salud, pues afirma que el modelo existente de salud, basado en la intermediación financiera privada, ha matado, desde 1998 hasta la fecha, un millón cuatrocientos mil colombianos, porque no recibieron el tratamiento adecuado en el momento requerido.

Esto ocurrió porque las empresas promotoras de salud (EPS) decidieron recaudar dineros del público y de las y los asalariados y no gastarlo. Es decir, que el modelo de salud en Colombia privatizado desde el punto de su intermediación, ha matado más gente que todas las guerras juntas de la historia nacional (Petro, 2018).

De otro lado, Petro afirma a través de su Movimiento Progresista, que el modelo de salud actual presenta graves contradicciones internas, siendo una de la más críticas el que continúa enfocado en la cura de la enfermedad dejando en un segundo plano las acciones de prevención en el territorio.

Por eso, plantea que las consecuencias de este modelo se observan especialmente en el desaforado incremento de las consultas médicas, un sistema con “pacientes–clientes” mal atendidos. Así mismo, considera que el modelo de salud se ha fragmentado predominando las individualidades de los integrantes de la red, con una baja relación estructural y funcional entre los sistemas de salud preventivo y curativo y sin lograr que funcionen como un sistema integrado (Movimiento Progresista, 2017).

Expresa Petro, que el modelo de salud de la paz no necesita EPS sino tratamientos médicos-científicos. Asegura que en su propuesta de gobierno, Colombia Humana, no se cerrara ningún hospital público en el territorio nacional, que el hospital tendrá contratación con el Estado a partir del presupuesto y no con la EPS, para que pueda llegar a los mayores niveles tecnológicos y por tanto brindar la atención que se merece la gente (Petro, 2018).

La propuesta de gobierno en el tema de salud de Petro plantea reorganizar el actual sistema de salud con el fin de garantizar el derecho fundamental a la salud y la equidad social, con énfasis en la promoción y la prevención, blindado contra la corrupción y el lucro desmedido, bajo las siguientes orientaciones:

  1. Ejercicio real de la autoridad sanitaria por el Estado con base en una gobernanza democrática e intersectorial, en cabeza de un consejo nacional de salud y de consejos territoriales de salud;
  2. Protección y manejo eficiente de los recursos públicos de salud, mediante la creación de un fondo único nacional, autónomo y descentralizado;
  3. Desarrollo de un modelo de salud basado en la atención primaria renovada con énfasis en la promoción y la prevención;
  4. Eliminación de la intermediación administrativa financiera en el manejo de la salud a través de la liquidación progresiva de las EPS y las ARL (administradoras de riesgos laborales);
  5. Redes integrales e integradas de salud de naturaleza pública a cargo de la salud pública y de la prestación de servicios en todos los niveles, con la participación de entes privados y mixtos;
  6. Salvamento y fortalecimiento de la red pública nacional en cabeza del hospital San Juan de Dios y del conjunto de hospitales universitarios regionales;
  7. Dignificación de las y los trabajadores de la salud, mediante un régimen laboral especial para el sector salud;

 

La salud en la Paz en Marcha

Foto: Revista Dinero

La propuesta de gobierno que presenta Humberto De la Calle se enmarca en una visión de la paz en marcha, entendida como un proyecto de todos los colombianos que quieren consolidar la paz, y crear una Colombia más incluyente, prospera y con oportunidades más amplias para todos.

De La Calle considera que los colombianos están exigiendo una mejor salud, dado que muchos colombianos humildes pasan angustiosas horas en las filas, esperando por una cita, por la programación de una cirugía o una terapia, que a menudo las demoran por meses y meses.

Considera que aún falta mucho, en materia de calidad y de oportunidad del servicio de salud. También considera que se tiene un sistema de salud politiquero y corrupto, donde se requieren palancas y donde el exceso de lucro es su guía y la enfermedad es un negocio (De La Calle, 2018).

En su propuesta de gobierno en materia de salud se compromete a (De La Calle, 2018):

  1. Regularizar todo el sistema de autorizaciones para que todas las personas tengan el mismo derecho y el mismo trato;
  2. Sacar los hospitales y las prestadoras de salud públicas de las manos de los políticos locales, para recuperar el rumbo a través de gerentes y directivos escogidos técnicamente, por sus competencias y méritos;
  3. Implementar medidas muy fuertes en el sector de la salud que servirán para equilibrar la cancha y asegurar que la buena medicina llegue a todos y primero a los pobres;
  4. Impulsar la telemedicina para que los pacientes de zonas apartadas accedan a los mejores especialistas del país de forma oportuna;
  5. Implementar el médico familiar, la medicina preventiva, proteger la salud desde la cuna, e impulsar el uso del tiempo libre, la comida sana y el deporte;
  6. Poner en cintura a los evasores, que no aportan al sistema de salud, para generar recursos con los que se construirán más y mejores hospitales, clínicas, centros de salud, laboratorios, para los más humildes de Colombia.

 

La salud: se puede

Foto: Revista Dinero

La propuesta de gobierno que presenta Sergio Fajardo se enmarca en la lucha contra la corrupción, el clientelismo y la cultura de la ilegalidad; ubica a la educación como la base de la transformación social y del desarrollo de las potencialidades de las personas, y considera que la vida digna empieza con el derecho fundamental a la salud.

Fajardo reconoce que hay una crisis del sistema de salud producida por su desgaste y múltiples fallas, el lucro, la corrupción, los malos hábitos de vida y la llegada de nuevas tecnologías, la tasa de mortalidad materna que en algunos departamentos es inaceptable.

Esta situación demanda una reforma integral participativa e incluyente, que lleve a garantizar el derecho fundamental a la salud.

La propuesta de gobierno de Fajardo plantea entonces una reforma de salud, que incluye los siguientes aspectos (Coalición Colombia, 2018):

  1. Garantía del acceso a los servicios de salud en condiciones de calidad y oportunidad para toda la población, incluyendo la superación de barreras innecesarias en la solicitud de citas, el acceso a medicamentos y a médicos especialistas;
  2. Recuperar el rol central del Estado en la salud pública, la promoción de hábitos saludables y la prevención de la enfermedad. Asegurar esquemas de vacunación completos, aumentar la cobertura y el acceso a agua potable y alcantarillado en las zonas rurales y aisladas del país, promover la alimentación saludable, el deporte como forma de vida y la reducción del consumo de sustancias psicoactivas;
  3. Definir estrategias claras para la atención a la mujer embarazada con enfoque de derechos humanos, que agilicen la solicitud de consultas y la atención de especialistas;
  4. La unificación completa de los regímenes contributivo y subsidiado, en lo referente a la unidad de pago por capitación y las condiciones de operación;
  5. El cumplimiento estricto de indicadores de calidad y la creación de incentivos que premien la buena prestación de los servicios de salud y sancionen efectivamente los abusos;
  6. Asegurar la sostenibilidad financiera a partir de incrementar los recursos en el sector;
  7. Transparencia y eficiencia en el servicio como pilares, dado que la red pública hospitalaria debe jugar un papel esencial en la atención a las familias colombianas;
  8. Fortalecer la capacidad resolutiva de los primeros niveles de atención, con énfasis en los municipios intermedios y más pequeños;
  9. Aumentar las capacidades de la Superintendencia Nacional de Salud, con una presencia efectiva en el territorio blindada de la politiquería. Configurar un sistema público de información de libre acceso;
  10. Reconocer la heterogeneidad regional en la prestación de los servicios de salud, tanto en el diseño de los esquemas de prestación como en la salud pública. En los territorios lejanos y con población dispersa implementar la administración pública del sistema de salud;
  11. Apoyar los procesos de formación y asegurar condiciones laborales dignas del personal de la salud, incluidos médicos internos y residentes;
  12. Fortalecer el control de precios de los medicamentos, fomentar la producción de genéricos nacionales de alta calidad e implementar una estrategia de compras centralizadas a gran escala;
  13. Enfrentar las barreras a la prestación en municipios de difícil acceso con la provisión de servicios de salud a distancia a través del uso de nuevas tecnologías.

Para el cumplimiento de estas propuestas plantea trabajar con todos los actores del sector en la definición clara de roles y competencias en la administración y gestión del sistema de salud colombiano, incluida la redefinición de funciones de las EPS.

A su vez, promover una reforma al Sistema General de Participación que asegure incremento en las transferencias a los territorios para la salud pública y los servicios públicos, entre otros.

La salud con mano firme y corazón grande

Foto: Revista Dinero

La propuesta de gobierno que presenta Iván Duque se enmarca en una visión de legalidad, emprendimiento y equidad.

La visión de Duque en el tema de salud no parte del reconocimiento de una crisis sino que sostiene que el sistema de salud ha sido exitoso en ampliar la cobertura cubriendo a la población más vulnerable hasta en enfermedades de alto costo, pero la cobertura ha crecido más rápido que el despliegue de importantes infraestructuras y la capacidad de formar profesionales de la salud tampoco ha sido suficientes para avanzar en calidad con el mismo ritmo (Duque, 2018a).

Pero de manera paradójica, reconoce problemas en el sistema de salud relacionados con que las EPS abusan de los ciudadanos y pagan a las IPS de manera atrasada sin justificación; que la salud está politizada; que el sistema le falta transparencia, que la administración de los hospitales no está en manos de profesionales serios, y que la población no tiene buenos hábitos en salud que permitan prevenir su sobre peso y obesidad.

La propuesta de gobierno de Duque en salud plantea diez puntos (Duque, 2018b):

  1. Enfocar la salud principalmente en la prevención estructural de enfermedades transmisibles y no transmisibles, y actuar para reducir la peligrosa expansión de las enfermedades cardiovasculares y respiratorias;
  2. Formalizar el trabajo para que todos contribuyan al sistema de salud de maneramás transparente. Los subsidios deben ser solo para los más vulnerables;
  3. Todo el sistema de salud debe estar en línea y ser coordinado y evaluado mediante el uso de Big Data, con lo que se evitara abusos anticipadamente y propondrán soluciones en tiempo real;
  4. Las EPS tendrán que reducir la deuda de más de 90 días con prestadores del servicio. Los pagos atrasados no justificados se considerarán en mora y los morosos serán sancionados por la Supersalud;
  5. La administración hospitalaria debe estar en manos de profesionales serios, escogidos por méritos y evaluados con regularidad;
  6. Las historias clínicas deben ser 100% digitales y estar al alcance de los profesionales de la salud en cualquier lugar del país;
  7. Establecer sistemas digitales de comparación para evaluar el precio justo de los medicamentos, en tiempo real;
  8. Las EPS deben ser evaluadas y remuneradas no solo por número de afiliados, sino por la calidad del servicio;
  9. No se puede seguir viendo a la politiquería adueñarse de los hospitales públicos, por lo que hay que despolitizar la salud;
  10. Se necesita una agenda de buenos hábitos en salud que prevengan el sobre peso y la obesidad en la población, principalmente en niños y adolescentes.

 La salud con #MejorVargasLleras

Foto: Revista Dinero

La propuesta de gobierno que presenta German Vargas se enmarca en un conjunto amplio de pilares que tocan la salud, la economía, la seguridad, la vivienda, la justicia, la educación, entre otras cosas.

El programa de gobierno de Vargas reconoce que el sector de la salud lleva años en crisis, evidenciada en que los usuarios sufren demoras para ser atendidos y se ven obligados a instaurar acciones de tutela para acceder a servicios, medicamentos o tratamientos; los hospitales están agobiados por obligaciones pendientes ocasionadas por los retrasos en los pagos de los servicios prestados; un gasto descontrolado que ha llevado a muchas EPS al borde de la insolvencia y en que el gobierno tiene dificultades para asegurar una financiación que garantice la sostenibilidad del sistema.

Por estas razones Vargas Lleras habla de la transformación del sistema de salud (Vargas Lleras, 2018).

Ahora, paradójicamente, al mismo tiempo el programa de Vargas reconoce que también hay indudables logros del sistema de salud como el aumento de la cobertura en el aseguramiento y que los colombianos deben destinar menos recursos de sus ingresos para pagar por medicamentos o tratamientos (Vargas Lleras, 2018).

La propuesta de gobierno de Vargas Lleras en salud plantea seis estrategias (Vargas Lleras, 2018):

  1. Mejorar y equiparar el sistema de salud para todos los colombianos;
  2. Implantar un modelo integral de atención que mejore la calidad de los servicios;
  3. Asegurar el recurso humano en salud necesario y suficiente;
  4. Recuperar la salud pública y orientarla a la prevención;
  5. Desarrollar una política farmacéutica que controle el gasto;
  6. Regulación efectiva del sistema de salud.

La propuesta de gobierno de Vargas Lleras plantea un conjunto de propuestas para implementar cada una de las seis estrategias, entre las que resaltan que los beneficios del régimen subsidiado sean iguales a los del régimen contributivo; instaurar un modelo preventivo de medicina familiar, para convertirlo en la puerta de ingreso al sistema; formar 5.000 nuevos especialistas y dar alguna remuneración a los residentes; estructurar una política de salud pública enfocada en la prevención y el mantenimiento de la salud; invertir en ciencia y tecnología para estimular la industria nacional de medicamentos; configurar una política farmacéutica que asegure el suministro de medicamentos a precios accesibles y permitir un mejor manejo de los recursos, al igual que implementar una política de genéricos como apoyo a la industria nacional; diseñar mecanismos de gobierno para asegurar la institucionalidad del sistema y su correcto funcionamiento y recuperar el concepto de la salud pública para no seguir con 60 EPS, ni con 17.000 IPS (El Diario, 2018; German Vargas, 2018).

 

¿Para donde puede ir la salud en el próximo periodo presidencial?

Es claro que las propuestas de gobierno de los candidatos a la presidencia en materia de salud, traducen la manera como interpretan la situación de este tópico en lo social e institucional, y a partir de allí cómo proponen enfrentarla.

Al revisar las propuestas de los principales candidatos a la presidencia de Colombia se establece una generalidad y dos tendencias marcadas.

La generalidad tiene que ver con que todos le reconocen problemas al sistema de salud y hay algunas propuestas que son coincidentes, como por ejemplo la necesidad que el sistema de salud impulse de manera prioritaria la prevención, aclarando que las estrategias para impulsarla son distintas.

En relación a las tendencias, una es que un grupo de candidatos reconoce claramente que en el país existe una profunda crisis de la salud (Petro y Fajardo), y otros consideran que hay problemas pero que el sistema tiene logros importantes y por lo tanto en últimas no reconocen la crisis (De La Calle, Duque y Vargas Lleras).

La otra tendencia es en relación a qué hacer con el sistema. Unos proponen acabar con la Ley 100 y su núcleo central la intermediación financiera, por lo cual proponen eliminar las EPS (Petro); y otros plantean que lo que se requiere son algunos cambios y ajustes del sistema sin transformarlo y por lo tanto se mantienen las EPS (Fajardo, De La Calle, Duque y Vargas Lleras).

De acuerdo a esto, la salud en el próximo periodo presidencial, o puede tener una tendencia de continuismo, donde la salud seguirá subordinada a la lógica del negocio de las EPS y los problemas de acceso a los servicios de salud, a los medicamentos y a las tecnologías, seguirán siendo muy demorados de obtener o negados; o puede presentar otra tendencia de ruptura, que busca darle una salida a la crisis de salud y establecer un nuevo sistema y modelo de salud, centrado en las necesidades de salud de la gente y no en las ganancias, que dignifique el trabajo de los profesionales de la salud, que intervenga territorialmente desde un enfoque de prevención y promoción y no principalmente de curación, y que vea a la salud más como bienestar y buen vivir que como ausencia de enfermedad.

 


Profesor Asistente, Departamento de Salud Pública, Facultad de Medicina, Universidad Nacional de Colombia. Médico, PhD (c) Salud Pública.

Foto: o70

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


#LaPipaPeople

Nos interesan todas las historias, aunque tenemos gran interés por aportar a la reconciliación en el posconflicto.

Anuncie con nosotros y ponga a volar su negocio.


lapipatolima@gmail.com




Historias a domicilio